Hay cuatro poderes en el tenis que hacen una diferencia y que usan a jugadores de la talla de Roger Federer, Rafael Nadal, Novak Djokovic como actores transitorios. En orden de importancia destacamos a Wimbledon por ser la meca del tenis, Roland Garros por el impacto que genera, el US Open por su poderío y en menor escala Australia.

En épocas normales el tenis se rige por la Federación Internacional de Tenis, así como por el ATP y la WTA. Estas agrupaciones manejan circuitos y libran una lucha de poder que se marca más entre la ITF con el ATP porque se han sacado de la manga competiciones que tienen el fin de restarle importancia a la Copa Davis.

En tiempos de crisis los poderes del tenis se subordinan al poder político de sus respectivas naciones y los organizadores del Roland Garros fueron los primeros en ajustarse a las decisiones del presidente Emannuel Macron y sin decir agua va anunció cambio de fecha a septiembre, a sabiendas de que los mejores acudirán.

Bajo este contexto los torneos que serán severamente castigados son los que forman parte del circuito ATP y WTA porque queda claro que los mejores buscarán la gloria en los grandes. De momento Wimbledon y US OPEN mantienen estaticos a la espera de que los gobiernes logren acabar con la pandemia del Coronavirus.

Roland Garros se suspendió por la segunda guerra mundial de 1940 a 1945 y acudimos a Poncho Ochoa semifinalista de esta justa en dobles 1961 para que nos indique si tiene algún antecedente similar, al respecto dijo lo siguiente: “Sabemos que Roland Garros se llama a si en honor de un piloto galo que ayudo a la victoria de Francia y en consecuencia se reabrió el torneo en 1946 con su nombre y en el museo esta el avión en que tripulo para cruzar el canal de la mancha”.

Print Friendly, PDF & Email