Alejandro Álvarez Zenith

XXXI TEMPORADAS AL SERVICIO DEL TENIS

Dentro del mundo del tenis existen muchos personajes que se mueven en diferentes canchas. Unos son tenistas y otros agregados a las necesidades de cargos que no requieren de la habilidad que marca la raqueta.

Dentro de la industria del tenis se detectan diferentes oficios y uno referente que en términos generales ha sido exitoso es Alfonso Ochoa y usaremos parte de su trayectoria para esta exposición:

Tenistas profesionales, Gerentes de Club, Organizadores de torneos, Directivos, Constructores de canchas, Entrenador de club, Coach de jugadores de competencia, Directores de escuelas de tenis, Directores de torneos bajo contrato, etc.

Dentro de este contexto existen tenistas buenos o malos que se han manejado en diferentes actividades, en otras palabras, han desempeñado cargos en diferentes canchas.

El más emblemático es Poncho Ochoa, quien fue semifinalista del Roland Garros en dobles en 1961. Fue director de clubes con éxito. Fue formador de tenistas, uno de ellos el talentoso Copa Davis Oscar Ortiz, Fue directivo de la FMT. Actualmente construye canchas.

Poncho ha respaldado su prestigio haciendo bien las cosas en las diferentes áreas que ha desempeñado, pero que hubiera pasado si se metiera en grillas negativas que atentan contra el tenis. La respuesta es simple: seguramente correría el riesgo de ser atacado y de ser así él tendría que tener la madurez de entender que los errores empañan los aciertos.

Si hiciera malos trabajos cuando construye o repara una cancha también sería criticado, pero eso no significa que se demerite lo bueno que hizo como tenista, pues el que lo hiciera estaría loco.

Hay que entender y no mezclar cuando una persona se maneja en distintas canchas porque sus resultados pueden ser de excelencia en unos casos y malos en otros. Nada personal.

Print Friendly, PDF & Email