El primer Campeonato Nacional infantil y juvenil que se llevó a cabo en San Luis Potosí tuvo mejoras importantes gracias a la intervención del presidente de la FMT, José Antonio Flores Fernández, quien a través de una evaluación técnica detallada y con la colaboración del nuevo Consejo Directivo de la Asociación Potosina de Tenis se lograron cambios positivos.

Los resultados estuvieron al día gracias al programa que eligió la FMT y que sustituyo uno que resultó fatal en la edición anterior. El presidente Flores pidió disculpas por los daños que hizo la plataforma que se utilizó en el 2018.

La incorporación del Club Campestre le dio un toque especial al nacional y las mejoras hechas al Raquect Club y las observaciones hechas al Club Punto Verde resultaron positivas, aunque siempre se puede mejorar.

Adicional el Challenger de San Luis Potosí se vio altamente beneficiado por el sistema federado porque se registraron entradas espectaculares en los primeros días, un hecho que difícilmente ocurre en justas similares, ya que la mayoría luce semi-desierta  los primeros días.

Trabajando en equipo es la formula para acabar con los círculos viciosos que tienen ahorcado al tenis mexicano y que requiere de la colaboración de clubes, asociaciones, federación y dirigentes para que se de la mejora que se requiere. Hay que tener muy claros que todos somos la FMT y todos tienen que colaborar.

Un mal dirigente no es la FMT, por ello cuando existan errores hay que direccionar adecuadamente para no afectar a la institución.

Print Friendly, PDF & Email