POR ALEJANDRO ÁLVAREZ ZENITH

Oliver Fernández aceptó jugar en series muy duras ante Uruguay y Argentina en Sudamérica bajo el mandato de Raúl Ramírez en 1992 y 1993. Y Perú en 1994.

En el duelo contra los argentinos el equipo mexicano tuvo diferencias que le causaron un malestar estomacal a Leo Lavalle, pero Oliver no se rajó y peleo con garra en el Buenos Aires Lawn Tennis.

Ramírez tuvo muy presente que en 1993 Oliver llegó a la semifinal del Abierto Mexicano y que previamente como juvenil tuvo resultados que lo hicieron figurar dentro de los mejores del mundo.

La carrera de Oliver fue corta porque se accidento la mano.

Print Friendly, PDF & Email