Oscar Ortiz junto a Toño Palafox son de los tenistas mexicanos que manejaron en cancha la alta escuela, es decir, jugaban con efectividad exhibiendo un tenis vistoso y elegante.

Fue Raúl Ramírez quien debutó a Oscar Ortiz ante Brasil en 1995, ese año fue 141 del mundo. De tal forma que Oscar se convirtió en el onceavo mejor tenista mexicano en la era abierta del tenis compartiendo ese honor con Oliver Fernández.

Un dato para la historia tuvo que ver con el hecho de que la estafeta del equipo quedo en manos de Pancho Maciel, luego Oliver Fernández hasta que le llego a Oscar Ortiz.

Y así se cierra el circulo de tenistas mexicanos que tuvieron que ver con el gran Raúl Ramírez, quien fue uno del mundo en el grand prix de singles y dobles en 1976.

Print Friendly, PDF & Email