El poblano Gian Carlo Navarro fue el mejor del G-1 de Hidalgo porque superó al jalisciense Emilio Bravo por 6-2, 1-6, 6-1, en lo que fue un match interesante, dentro de lo que fue la gran final del décimo nacional.

Ambos son promesas de México y es necesario que el Consejo Directivo los tenga presentes en las juntas de consejo.

Tanto Navarro como Bravo y el resto de los infantes deben tener bien claro que en 14 años deben competir desde su primer año en Sudamérica y Europa. Es cierto que es costoso, pero lo deben de hacer para que se den cuenta que tienen que mejorar mucho.

 

 

4424763231

Print Friendly, PDF & Email