Además de ser un excelente jugador, Tacho Ramírez se ha dedicado a la impartición de clases. Y padres de jugadores con idea de lo que es el tenis seguramente lo contrataron para que les elevara el match play.

Pocos saben que Tacho trabajo en el Club Mexicano de Raqueta, el cual fue el primero bajo techo que actualmente sirve como bodega en la avenida primero de mayo en Naucalpan.

Fuera del Club seguramente Tacho se acordarán que llegó a ser un punto de ligue para tenistas elitistas pues llegaban muchas obreras bonitas a tomar su camión y estos las deslumbraban. Aunque usted no lo crea y tampoco decimos que Tacho aprovechó la oportunidad porque siempre fue de pocas palabras.

Print Friendly, PDF & Email