El 4 de junio de 1969 el tenis mexicano perdió a su mejor jugador en un accidente aéreo en ele stado de Nuevo León, nos referimos a Rafael Pelón Osuna, monarca del US OPEN en 1963.

Los logros de Osuna a la fecha no han sido igualados por ningún tenista mexicano y 51 años después de su lamentable fallecimiento se le recuerda con respeto y admiración.

Print Friendly, PDF & Email