Los tenistas mexicanos de 14 y 16 años deben de sonar con competir en el extranjero. Los nacionales hay que jugarlos, pero la verdadera competencia esta en Sudamérica y Europa. A fin de año los torneos en Estados Unidos se ponen buenos, pero la verdad es que se puede jugar a buen nivel todo el año. Es una pena que se han puesto candados para los tenistas mexicanos en los buenos torneos.

Bajo este contexto Eduardo Mustre y sus compañeros de generación ya deben tener la mira puesta en la gira Cosat y los torneos veraniegos de Europa. Es cierto que es caro competir en el viej continente, pero hay que hacer el esfuerzo.

Print Friendly, PDF & Email