Santiago Pérez en los octavos de final de la Copa Monterrey desarrollando un tenis fluido y agresivo.

Print Friendly, PDF & Email