En la temporada 2019 el Consejo Directivo de la FMT tuvo el control del calendario de desarrollo más importante de la historia y vamos a explicar el por qué.

Como todos saben las asociaciones se forman por los clubes en su mayoría privados y las federaciones con las asociaciones.

Los clubes al ser de membrecías  son operados por dueños o accionistas mayoritarios y los clubes de acciones tienen como propietarios a los que pagan mensualmente, pues en el momento que dejen de pagar su cuota pierden derechos.

Las asociaciones son operadas por un Consejo Directivo, pero en la mayoría de los casos no trabajan y el presidente es el que asume el control. Algo similar sucede en el seno de la FMT por décadas.

Bajo este contexto la FMT forma un calendario competitivo de torneos nacionales que sirven para establecer las jerarquías en las categorías de 10, 12, 14, 16 y 18 años.

Promotores llenan vacios en veteranos, justas profesionales y otros eventos donde se requiere de fuertes inversiones, pero la FMT es la que responde ante las autoridades internacionales en las justas ITF por eso para que se puedan llevar a cabo se requiere de un aval.

A lo largo de 2019 se organizaron 14 torneos internacionales para menores de 18 años de grado V, IV, III, I y A, en los que el jugador está obligado a dar resultados para ganar puntos. En esa formula los responsables son los jugadores, entrenadores o academias que manejan a los jugadores.

Para que los juveniles se integren al profesionalismo, si su nivel es excelente desde los 14 años hay casos de mujeres que invaden los futures de 10 y 15 mil dólares. En el caso de los varones desde los 16 años es una buena edad para hacer la combinación de competencia Junior/profesional.

En este esquema la FMT avaló a 61 torneos profesionales, lo cual representó un record en la historia del tenis mexicano obviamente con el respaldo de Cancun Tennis Complex.

Hubo tenistas mexicanos beneficiados?

La respuesta es: sí.

Tigre Hank (1-cetro), Gerardo López Villaseñor (2), Fernanda Contreras (1 cetro), Marcela Zacarias (5-cetros). Y otros como María José Portillo fueron finalistas.

Si el jugador aprovecha la oportunidad que se presenta puede competir en otras justas fuera de México como sucedió con Zacarías, quien llegó a ser la uno de México, logro que no le fue reconocido por el director del Abierto Mexicano, una justa que nació en la FMT, pero que en días actuales no reconoce su autoridad como institución.

Esto sucede con el ATP de Los Cabos, algunos challengers ATP y justas WTA. La FMT solo opera con la ITF.

Con este esquema la FMT solo tiene que hacer lo siguiente:

1.- Programar con los miembros de Copa Davis y Copa Federación cuyo ranking los tenga marginados de challengers y justas de mayor envergadura a buscar los puntos en el circuito de Cancun.

2.- Programar  concentraciones de equipos nacionales de 12, 14, 16 y 18.

3.- Programar congresos de entrenadores

4.- Certificar árbitros

Se pueden hacer muchas cosas, pero entrenadores no se la jugaron con sus jugadores y los presidentes de asociaciones y miembros del Consejo Directivo 2019 carecieron por igual de iniciativa para empujar proyectos y un aprovechamiento que pudo ser mediático del calendario más importante del tenis mexicano.

Para colmo este calendario le abre la posibilidad a todos los tenistas con opciones para todos los bolsillos. No hay pretexto.

 

Print Friendly, PDF & Email