Dentro de la calificación del México IV hemos detectado a jugadores de mucho nivel que han quedado atrapados en la carcel que representan los futures. El peruano Brian Panta fue uno de los mejores nueve juveniles del mundo y sabe lo que se siente jugar en Roland Garros y US OPEN, también sabe lo que es disputar una final en Europa de una justa reconocida como 21st International Junior Tournament of Offenbach en Alemania. 

Pero eso sucedió cuatro años atrás a nivel juvenil y ahora vemos que el brillante peruano está en una calificación por una serie de factores que sólo él puede explicar. Lo mismo sucede con los tenistas mexicanos porque todos son de nivel Future y uno se pregunta que es lo que esta sucediendo. Por lo pronto Carlos Ramírez avanzó en Pachuca.

Print Friendly, PDF & Email