Hoy nos sentimos muy contentos de saber que nuestro amigo Carlos Medrano salió bien de una operación de vesícula.

Al haber sido deportista toda su vida su cuerpo lo tiene en gran forma, pero lo más importante para él fue el apoyo que recibió de su hijo Carlos Roberto y de Alejandra. Que decir de su esposa Tatis, quien es el prototipo ideal de una mujer que ha sabido mantener unida a la familia.

Pero la cereza la puso Daniela Carreto a quien Medrano ha adiestrado. De buen corazón y sobre todo de una familia bien nacida, Daniela ratifica su lealtad con los principios que impone el agradecimiento.

Lo mejor para ti Carlos Medrano, de quien en Respuesta Deportiva estamos orgullosos. Gracias por tu amistad… Y el juego sigue…

Print Friendly, PDF & Email