GOLPE DE REVÉS

ALEJANDRO ÁLVAREZ ZENITH

 

Miguel Gallardo se dio el placer de protagonizar los torneos más importantes del circuito profesional en nuestro país y haber representado a México en Copa Davis a partir del 2001 con un récord de 20 puntos ganados por 13 perdidos.

Al final del camino Miguel puede mirar hacia atrás en el túnel del tiempo y recordar su presencia en previas disputadas en Sudamérica, así como en el Roland Garros, Wimbledon, US Open y el torneo de Queens como singlista.

Resumiendo compitió en 296 torneos con puntos ATP y se llevó 16 cetros de futures y un par de challengers protagonizados en Puebla.

Con los méritos definidos se puede pensar que todo fue color de rosa para Miguel, dado que se la paso viajando y jugando tenis por aquí y por allá, pero se vio obligado a dejar el seno familiar para migrar a Monterrey donde tuvo su base de entrenamiento.

Fue de los que aprovechó la liga alemana de interclubes para generar ganancias esenciales para garantizar una supervivencia en el circuito.

Después de XXIII intentos Miguel conquistó su primer future en Mérida y más adelante logra dar su gran golpe al llevarse el challenger de Puebla en el 2001 con 21 años. Su víctima fue el austriaco Zbynek Mlynarik.

Más cuajado en la temporada 2004 se vuelve a topar a Mlynarik en cuartos de final del challenger poblano y lo derrotó con autoridad. En la final se topa con el rumano Razvan Sabao y contra todos los pronósticos le ganó al son de 7-6 (5), 6-4

Considerando que este tipo de escritos describe las grandes batallas de un jugador seguramente el match más trascendente del chihuahuense fue haber vencido a Sabao porque tuvo un final feliz que lo incluyó en la lista de mexicanos ganadores del challengers como Pancho Maciel, Leo Lavalle, Luis Herrera, Oscar Ortiz y otros.

Empero en su cabeza existe un partido que pudo ganar y que al final perdió ante el español Carlos Moya en el Abierto Mexicano 2006 que se definió por 3-6, 6-4, 7-5.

La oportunidad estuvo y seguramente en días actuales se sigue cuestionando el por que no cerró, pero el tenis es un deporte ingrato, en el que en draws de 32 exponentes o más solo hay un ganador y muy posiblemente la gran batalla de Miguel fue ante Moya por lo que representó el español en el tenis mundial al haber sido previamente uno del mundo en 1999.

ALEJANDRO ÁLVAREZ Y ARTHUR ASHE

Print Friendly, PDF & Email