La grandeza de una capitana como Angélica Gavaldón y la garra de jóvenes tenistas impidieron que México descendiera al grupo II de la zona americana, luego de una victoria sufrida sobre Bolivia.

En entrevista a RESPUESTA DEPORTIVA, Angélica fue clara: Estoy orgullosa del equipo, porque  dejaron todo en la cancha.

La que fue cuartofinalista del Abierto de Australia en 1990 y 1995, explicó que “nos preparamos para la competencia. Me di cuenta de la entrega que tienen”.

Se le cuestionó el por qué se atrevió a alinear a Renata Zarazúa en serie decisiva y no dudo en decir que “siempre estuvo en mis planes meterla. Es una niña muy fuerte en lo mental. No se dobla con la presión. Yo estaba confiada y lo hizo bien con Victoria, pues resolvieron el punto decisivo”.

Print Friendly, PDF & Email