La tenista duranguense Victoria Rodríguez, luego de perder el segundo set pidió atención medica, fue al baño y retomó el mando para vencer a la boliviana María Fernanda Álvarez por 7-6 (3), 2-6, 6-3.

Rodríguez, sudó para llevarse el primer set. Álvarez jugando por nota igualó.

Rodríguez sin buenos servicios sobre llevó acciones. Álvarez comenzó a derrumbarse con dobles faltas, tam es así que en el 3-5 con una doble perdió la batalla.

A sabiendas de que pudo ganar, Álvarez azoto la raqueta con furia.

MDS

 

CHELY RODRÍGUEZ, REINA DEL ITF SAN LUIS POTOSÍ.

Óscar Rodríguez Gómez

 

A muy feliz término llegó el Torneo Internacional Femenil de Tenis ITF FENAPO 2015 del Club Libanés Potosino, con el indiscutible triunfo de Victoria Rodríguez Arroyo, oriunda del estado de Durango, en la gran final de singles al superar a la boliviana María Fernanda Alvarez Terán en complicado match a tres sets de 76 (7), 26 y 64 en dos horas y 18 minutos. Con el éxito de la mexicana, sumado al de su partner potosina Ana Sofia Sánchez en dobles, el “carro completo” de la sexta edición del primer ITF de San Luis Potosí queda posicionado en el mundo y con campeonas locales.

 

“Fue un partido muy extraño” señaló Victoria Rodríguez ante los medios, cuyos representantes, desde el inicio del torneo quedaron de acuerdo con la nueva campeona de que su costumbre es que le digan “Chely”, por su segundo nombre que es Araceli. Y es que desde el primer día Rodríguez se abrió, tras de hieráticos años, a un público y compañeras que desbordaron cariño y admiración por ella: “ Me encanta venir aquí, aunque tengo dificultades por la altura, pero a todas les pasa. Incluso San Luis me recibió con lluvia, pero parece que nuestra llegada convenció de salir al sol” matizó con elegancia.

 

Cuestionada sobre su gira de ensueño por Canadá, de donde regresa cubierta de plata Panamericana, Chely recalca que “ todo es gracias al trabajo que he realizado desde que era chiquita, a los seis años. Esto no es cuestión de un mes ni de un año, sino de toda la vida y más ahora que vi que hay que tomar esto en serio”.

 

Su rival boliviana de 26 años, 594 WTA, con todo y sus vulgares formas de tratar al de la silla y destruir su raqueta al instante de su derrota, hizo un impecable trayecto durante el ITF tunero. En primera venció a la raqueta 3 de Paraguay, Ana Paula Neffa de los Ríos; luego hizo víctima a la escuadra mexica de dobles junto a la china Chieh-Yu Hsu, para en segunda de singles dar cuenta de la americana Karina Vyrlan. En semi de dobles, a dúo con Hsu, superó a la misma Vyrlan, ahora en pareja con la mexicana Nazari Urbina, para hacer cuartos justo contra su oriental partner, con obvia superación de obstáculo. En la semi de singles, compartió gloria en el hundimiento de la escuadra norteamericana, al vencer sin problemas a Laura Herring.

 

Bien plantada ante semejante rival, Chely saltó con todo a la cancha, desatando un partido cuyas frías estadísticas contrastan con el fervor de un público que colmó las tres tribunas con visibilidad a cancha 1 del Libanés. Resulta “extraño”, a decir de la propia Chely, lo equitativo en el porcentaje ganado en el servicio: 41/94 para Victoria, 42/96 para Marifer, ambas con el 44 %. Lo mismo sucedió con sus break points, de los cuales ambas obtuvieron 10, mientras que Chely hizo el único Ace del match. La diferencia apareció en las doble faltas: 9 de la boliviana ante sólo 2 de la nueva campeona de la sexta edición del ITF potosino.

 

Tras de la ceremonia en que le fue entregado un cheque por US 2,352, premio mayor de los US 15,000 en juego, y en la cual se hizo destacar el entendimiento entre las directivas de la Asociación Potosina de Tenis, de FENAPO y del Club Libanés con las obligaciones del gobierno, la flamante reina hizo pública su gratitud en el micrófono, aunque más en corto deslizó: “ Muchas gracias a todo San Luis por su apoyo y…pues ya me quiero ir con mis amigas que tengo aquí y a las que quiero mucho”.