Después de dos años que se habían cambiado las reglas en el tradicional Medio Maratón de la Perla Tapatía, cuando se modificó la ruta junto con la salida y meta, se incluyó la Carrera de 10K, y también a los atletas extranjeros, este año volvió a lo que lo caracterizó como uno de los mejores y con más tradición.

Pero no solamente esas fueron las novedades, sino que en la  XXXII Edición de la Justa deportiva que repartió una bolsa de $ 243,000.00, se vivieron grandes emociones desde una lesión de Juan Carlos Carera hasta la entrega de un anillo de compromiso.

Todo empezó al punto de las 7:30 am cuando se dio el disparo de salida en las afueras del club Privado San Javier para dar inicio el recorrido de los 21K que convocó a 1,600 corredores que tomaron las principales Avenidas de la Colonia Providencia y Colinas de San Javier tomando inmediatamente la delantera Juan Carlos Carera, Alfonso Cadenas e Israel Oropeza.

Juntos se fueron los tres atletas hasta el kilómetro 8 pero a partir de ahí se quedó rezagado Oropeza quien no pudo mantenerles el ritmo, y desde el 10K, Carera empezó a abrir zancada aprovechando la bajada de Av. Américas y dejar atrás a los demás, pero en la pendiente de Av. Patria junto al Parque Colomos, sorpresivamente se llevó la mano a la pantorrilla de la pierna derecha y con gesto de dolor bajó el ritmo al punto de pararse y estirarse la punta del pie como signo de un tirón.

En ese momento lo alcanzó el jalisciense Alfonso Cadenas quien le preguntó si estaba bien, contestándole Juan Carlos que sí, que él siguiera e hiciera su carrera, y cuando pensábamos que se retiraría de la competencia, aún con la lesión continuó corriendo y pudo llegar en segundo lugar.

Carera, oriundo de Toluca, era el amplio favorito para ganar ya que el año anterior fue el campeón absoluto ganándoles aún a los kenianos; sin embargo, no pudo refrendar el título debido a la lesión que lo había aquejado desde la semana anterior aunque no había sido tan fuerte como para dejar de competir.

Alfonso cadenas, oriundo de Tepatitlán, Jalisco cronometró un tiempo de 1:09:48, en segundo lugar el mexiquense Juan Carlos Carera con 1:10:42, en tercer lugar Víctor Alejandro Santana Marín con 1:10:49.

Rama femenil.

La mexiquense Dulce María Rodríguez fue la reina del Medio Maratón tras cronometrar un tiempo de 1:21:17, seguida de Esmeralda Rebollo Salgado con 1:22:46 y en tercer lugar la tapatía Guadalupe Jazmín Aguilar con 1:24:34.

En la categoría E femenil, se vio algo inusual porque se subieron al pódium haciendo el 1-2-3 las representantes del club Hacienda San Javier, Elizabeth Ochoa, Maribel Becerril y Gabriela Fonseca, quienes desde hace algún tiempo han estado protagonizando las premiaciones en la mayoría de las Carreras.

Casi al final y cuando ya habían arribado a la meta la mayoría de los participantes, un nutrido grupo de jóvenes esperaban apoyando a su amigo Israel García quien estaba ansioso porque llegara su novia Isabella Tirado para proponerle matrimonio y entregarle el anillo de compromiso.

Fue tan emotivo porque la joven iba acompañada de dos amigas que ya sabían lo que le esperaba y sin imaginar la sorpresa, llegó a la meta alzando los brazos como lo hacen la mayoría de los corredores, pero al ver a su novio de rodillas y con la caja del anillo en mano, se llevó las manos a la cara sin dar crédito a lo sucedido y soltó el llanto aunque después cayó de rodillas junto a su novio y lo abrazó ante la alegría y lágrimas de algunos presentes que fueron cómplices del emotivo suceso.