GOLPE DE REVÉS

¿SON BUENAS LAS SEGUNDAS PARTES?

Son pocos los referentes mexicanos en Copa Davis en la era abierta del tenis. El más importante es Raúl Ramírez y le siguen Leo Lavalle, Jorge Lozano, Pancho Maciel, Luis Herrera, Alejandro Hernández Juliá y otros.

En la era de don Gastón Villegas como titular de la FMT fueron Lozano y Lavalle los que tuvieron el honor de dirigir a la escuadra nacional. Curiosamente fue Lavalle el que sustituyo a Lozano, luego de que este en Puebla condujo a la escuadra nacional a un triunfo sobre Puebla.

En esa serie intervino como enlace en las negociaciones el que fue director del PNT de  la FMT y se armó un quilombo. Lavalle se veía muy cerca del director del PNT y para no hacer el cuento largo se le dio mate a Lozano.

Lozano solo pedía estar presente en el duelo final ante Barbados, en el que, estuvo de por medio el pase al grupo uno de la zona americana, pero fue cesado y Lavalle debutó perdiendo, lo cual dolió mucho porque la escuadra estaba funcionando bien.

En mi opinión una gloria de un deporte que tiene escasos exponentes de elite no tenía la necesidad de adelantar su ciclo como capitán, bajo este esquema se comentó en el medio que fue una maniobra del jefe del PNT al no tener control sobre Lozano, pero eso quedó en una simple interpretación de un hecho en el que metieron mano a través de opiniones miembros del Consejo Directivo.

En la temporada 2015, México pierde ante Bolivia en Campeche y ante Chile como visitante. Irónicamente Lavalle es destituido cuando se obtiene su primer triunfo ante Guatemala. De tal forma que le entró al quite David Roditi, quien en ese momento lo respaldaban grandes reconocimientos en Estados Unidos como coach de equipo universitario en la NCAA.

Roditi inicia con dos derrotas como visitante ante Perú y Guatemala. En Guadalajara Roditi a través de los jugadores defiende la permanencia de México en el grupo II ante Paraguay en abril del presente año. Meses después se lleva a cabo una junta de Consejo Directivo en Colima y días después se anuncia la reincorporación de Lavalle y no falto quien dijo que se apoyaría en aquellos que lo pusieron en 2014.

Lo cierto es que Lavalle ya es el capitán y nuevamente tiene la oportunidad de llevar al equipo mexicano al grupo I de la zona americana y para ello tiene que ganarle a Puerto Rico, lo cual no es nada difícil y también al que resulte victorioso del duelo que sostendrá Bolivia y Perú.

Será muy interesante observar desde las tribunas el proceder de Lavalle. También conocer a su equipo de apoyo y sobre todo esperar a los resultados porque queda claro que la comunidad tenística nacional espera mejores resultados.