David Rentería, apostador por naturaleza escribió muchas páginas del tenis acapulqueño. En sus tiempos de popularidad invitó a dirigentes del tenis mexicano a un lugar que se dio a conocer como TAVARES ACAPULCO.