En septiembre de 2017 publicamos el video que aparece abajo por su llegada a la final del torneo de Cincinnati, ahora en el 2018 revivimos este tema porque Ramírez festeja el 40 aniversario de su proeza sin que otro mexicano en singles lo haya podido igualar.

Ramírez cayó en la gran final ante el estadounidense Eddie Dibbs en una batalla cerrada que se definió por 5-7, 6-3, 6-2.

Ese año Ramírez se sostenía como una de las grandes figuras del tenis universal y por ello es justo que las nuevas generaciones sepan que México en la era abierta del tenis tuvo una figura de clase mundial porque llegó a ser cuatro del mundo en 1976 en singles y uno en dobles.