Santiago González, declaró a Respuesta Deportiva en 1996 que su sueño era jugar en Wimbledon y lo hizo.

Desde pequeño, Santiago mostró cualidades excepcionales que hicieron posible que fuera campeón de muchos nacionales, uno del mundo juvenil de dobles en la ITF y ganador de más de una decena de justas ATP en dobles.

Además ha representado a México Copa Davis con mucho decoro. Parece que fue ayer, pero es bueno recordar los días que no regresan.