Raúl Rosas finalmente con un tenis fácil le cortó el paso a Ivar Aramburu por 6-2, 6-2, en la última ronda de la fase de calificación del México VII.

Rosas es de los calladitos que en el momento que la tienen no perdonan y eso merece mucho respeto porque no está definido como tenista, pues ya opera un restaurant.