La derrota de Nadal ante Djokovic, no le quitó el sueño a Raúl García, pues ya es el uno del mundo y todavía tiene chance de vencerlo si llegan a la final del ATP de Shanghái.