Rafael Hurtado es un buen jugador de Club, que tuvo los atributos para haber sobresalido en el ámbito competitivo profesional.

Lo cierto es que Rafael, buen esposo y padre de dos tenistas, sigue jugando en el Casablanca Satélite y en una reflexión tenística escucho del por qué un tenista con sobre peso llegó a hacer el mejor tenista de México.

Posiblemente fue su constitución, una mala alimentación, pero la realidad es que pena les debería de dar a jugadores que en un supuesto buen estado físico han logrado menores resultados.