La tenista queretana Daira Cárdenas es una jugadora que en las divisiones de 12 y 14 años demostró su valía. Con este tipo de jugadoras talentosas el sistema debería de buscar la fórmula de tenerlas compitiendo a nivel internacional.

También deben de aprovechar la red de la CONADE para que se les apliquen pruebas médicas y físicas para un excelente desarrollo. El profesor Didier Belmont la ha conducido bien y han tenido grandes logros.