GRÁFICA: MUTUA MADRID OPEN

Rafael Nadal, el arcillista más grande de todos los tiempos con nueve cetros del Roland Garros está en una situación que se define así: lo difícil no es llegar sino sostenerse. Rafael llega a Madrid con l consigna de mejorar su desempeño en tierra, ganar el torneo y agarrar confianza para llegar a 10 cetros en Roland Garros, algo inédito en la historia del tenis mundial.

TEXTO OFICIAL DEL MUTUA MADRID OPEN

Sus hazañas en la capital de España empezaron hace una década con la remontada en la final ante Ivan Ljubicic y pusieron el punto y seguido en 2014 después de levantar por cuarta vez la copa del Mutua Madrid Open, lo que le permitió convertirse en el jugador con más títulos en la historia del torneo. Antes de regresar a La Caja Mágica, Rafael Nadal charló con The Magazine en la previa de la decimocuarta edición del torneo.

Pregunta. Se cumple una década de la remontada ante Ivan Ljubicic en la final de 2005, su primer título en el torneo. ¿Cómo lo recuerda?

Respuesta. Es uno de los mejores recuerdos que tengo en mi mente de este torneo. Es verdad que se disputaba en otro escenario y que era un torneo en pista cubierta en el mes de octubre, casi nada que ver con hoy en día. Incluso la final era al mejor de cinco sets. Recuerdo que en gran parte por el apoyo del público pude darle la vuelta al marcador y acabar ganando una final en la que perdía dos sets a cero.

¿En qué ha cambiado aquel jugador que vestía camiseta sin mangas y pantalones piratas y hoy tiene 28 años con un currículo lleno de éxitos?

Creo que en la mayoría de las cosas de tenis he cambiado. No tanto a nivel interior y personal. Caro que son 10 años más y por tanto no soy más ese niño de 18 años, pero bueno, en lo esencial creo que sigo siendo el mismo.

¿Cómo se traduce esa madurez sobre la pista?

Mucho, lógicamente. Se aprende con la vida y también ocurre en el tenis. Lo que ocurre es que no siempre es fácil traducirlo o ponerlo en práctica. Tenemos otro jugador en frente que siempre quiere ganar.

Por contra, ¿qué ha perdido con el paso de la edad que antes tenía?

He perdido la frescura física que quizás te da la edad. También varias lesiones que he tenido que me han impedido entrenar de la manera que lo hacía antes. Pero al final, haciendo balance de las cosas, puedo decir que todo es más positivo que negativo, claro.

¿Qué significa Madrid para Rafael Nadal?

Jugar en España siempre es especial. Es jugar en casa, con tu público, con tu gente que te va a apoyar de manera incondicional. Ya sea en Barcelona, en Valencia o en Madrid, que son los tres lugares donde he jugado torneos ATP en España. Siempre es especial.

Hará 115.000 kilómetros en 2015, visitando 21 ciudades en 11 meses, la mayoría del tiempo apartado de los suyos. ¿Hasta qué punto es diferente esta semana en la capital de España?

Es diferente, como lo es en Barcelona. Tenemos más gente de la familia y de los amigos cercanos que pueden venir con mayor facilidad. Pero dado que es un torneo, intentamos hacer las mimas cosas y rutinas que en cualquier otro. Estamos aquí para competir y eso conlleva una dedicación exclusiva.

Usted es el máximo ganador del torneo, con cuatro títulos. ¿Qué supone a nivel personal ser el que más trofeos tiene en uno de los torneos de casa?

Es algo especial porque significa que hemos hecho las cosas bien y en lugar tan importante para todos los españoles.

En la final de 2014, sufrió contra Nishikori, hasta que pudo ganar la segunda manga y el japonés se retiró en la tercera. ¿Vio el encuentro perdido después de ese primer parcial?

Nunca está perdido hasta que el último punto se disputa y eso es lo que siempre he hecho en mi carrera. Claro que el partido estaba complicado y nunca se sabe que hubiera pasado, pero así es el deporte. Un par de meses antes me había pasado a mí en la final del Abierto de Australia. Y claro que puede pasar.

El japonés tiene en su banquillo a Michael Chang como entrenador. ¿Se vería en un futuro viajando todo el año con un jugador joven para ser su técnico?¿Ver a Rafa Nadal entrenar es una

utopía?

No creo. No es lo que en principio tengo previsto… Sé que estaré involucrado en el mundo del deporte, pero no de esta manera.

¿Cuál fue el consejo que más le sirvió cuando usted era pequeño y empezaba a competir?

Han sido muchos los consejos que me han dado y que me han servido. Sería difícil destacar uno. Lo tengo que sí tengo claro es que todo esto es momentáneo y mi vida con mi familia y amigos no cambia.

¿Una derrota le ayuda más que una victoria?

Depende de la derrota y depende de la victoria, pero es cierto que siempre se debe aprender de las derrotas… y de las victorias.

Vivimos una época de prologando dominio a manos del big-3, ¿cómo ha conseguido ganar al menos un Grand Slam durante 10 años seguidos?

No es fácil señalar un motivo o una razón por la que se ha conseguido. Es cierto que tiene mucho que ver con un trabajo constante, con mucho entrenamiento y con todo lo que se requiere para ganar un torneo. En el caso de un Grand Slam también, pero no hay que olvidar la dificultad de ganar cualquier torneo y en especial los Masters 1000, donde juegan prácticamente los mejores 50 del mundo y en una sola semana.

¿Qué diferencia su rivalidad con Federer a la que mantiene con Djokovic?

Hemos jugado más partidos, pero quizás con Federer fueron en momentos más importantes. Está claro que ahora es Djokovic el que domina el escenario.

¿Cree que esa lucha entre los tres le ha ayudado a crecer como jugador, o considera que quizás sin ellos habría ganado más de lo que tiene actualmente?

Creo que a todos nos ha ayudado y servido. Es lógico.

Usted viene de un período de lesiones en 2014 y su parte de problemas médicos es amplio. ¿Cómo se aprende a vivir con esos problemas?

Es parte de mi carrera. Afortunadamente, ya es pasado. Me ha ido bastante bien a nivel deportivo y eso es lo importante. Vivir con problemas es parte de la vida. Lo que hay que hacer es saber convivir con ellos y superarlos.

¿Cree que ha sabido encajar mejor esos golpes con el paso del tiempo?

Es que no cabe otra opción, es así.

Dijo en Buenos Aires que no sabría si volvería a ser el mejor Nadal. ¿Cuál es el mejor Nadal?

El que se siente cómodo compitiendo, gane o pierda. Pero al menos sabiendo que está haciéndolo lo mejor que sabe, no lo mejor que puede.

Es evidente que tras 10 años en la élite, está más cerca del final de su carrera que del comienzo. ¿Qué le pide a este último tramo?

Soy un veterano a pesar de tener 28 años. Le pido salud para poder seguir entrenando y compitiendo.

Manolo Santana, uno de los grandes precursores del tenis de élite en España, es ahora el Director del Mutua Madrid Open. ¿Es importante para este deporte que los grandes tenistas sigan vinculados a la alta competición tras abandonar su carrera deportiva?

Ya lo dije en unas declaraciones que fueron muy mal tomadas. Pienso que es bueno que la gente del deporte esté involucrada en el tenis.