El otro día, leí en Facebook, un tema muy controversial entre los tenistas, tenis profesional o tenis universitario? En mi opinión, no hay un camino correcto o incorrecto, cualquiera de los dos tiene sus ventajas y desventajas. Yo tuve la fortuna y la bendición de jugar los dos! Y les soy sincera, el tenis colegial fue lo mejor que me pudo haber pasado en mi carrera y en mi vida, tanto en lo profesional como en lo personal. Por esta razón, les quiero compartir mi experiencia en la universidad y compartir las oportunidades y beneficios que te da el tenis colegial.

Yo tuve la oportunidad y la bendición de irme becada al 100% en una de las mejores escuelas de Estados Unidos, Texas A&M. Tuve la oportunidad de jugar por cuatro años para el equipo de tenis y graduarme en cinco años. Tuve la fortuna de entrenar y de estar rodeada por personas extraordinarias, dentro y fuera de la cancha. Mis entrenadores, así como mis papas, han sido una inspiración para mi vida, son mi ejemplo a seguir! Gracias a todos ellos, aprendí muchos valores como el respeto hacia mi contrincante y árbitros, la humildad, la disciplina, el trabajo en equipo, el liderazgo, el ser responsable por tus acciones, dentro y fuera de la cancha, pero sobre todo a ser una campeona, no nada más dentro de una cancha de tenis, sino también en la escuela y en mi vida. Sé que hay atletas que a lo mejor no tuvieron la misma experiencia que yo tuve, pero eso no les quita la experiencia que vivieron y el que tenga un título académico y al mismo tiempo una carrera deportiva.

Porque recomendaría el tenis colegial, específicamente a tenistas mexicanos?

Primero que nada quiero empezar compartiéndoles un poco de la historia del tenis en México. Mucha gente no sabe que los mejores tenistas que ha tenido México jugaron en el tenis colegial. Por ejemplo, el Pelón Osuna, Jorge Lozano, Raúl Ramírez, Agustín Moreno, Claudia Hernández, Susana Rojas, Mari Carmen Casta, Antonio Ruiz, Luis Manuel Flores, Miguel Angel Reyes Varela, Valeria Pulido, Giulianna Olmos, Luis Diaz Barriga, Carlos Palencia, entre otros… Todos estos tenistas, representaron a México a nivel internacional. Fueron exitosos y siguen siendo personas exitosas en sus respectivas carreras, no nada más en el tenis. Algunos siguieron el tenis profesional y les fue muy bien, otros están haciendo sus carreras en otros aspectos de su vida.

Una de las razones por la que recomendaría el tenis colegial es por el apoyo económico que brindan las escuelas en Estados Unidos. Valoran mucho a los deportistas, cosa que tristemente en México no pasa. Desgraciadamente vivimos en un país donde el apoyo, la educación y cultura hacia el deporte es muy limitado. Debido a eso, hay que buscar apoyo en otros países, en este caso, Estados Unidos. Los gringos, como les llamamos nosotros, tienen el mejor sistema colegial en el mundo. La mayoría de las escuelas tienen casi todos los deportes, desde tenis hasta el más famoso de todos, el futbol americano. Gracias a eso, cuentan con un excelente apoyo económico hacia el deporte. La escuela se encarga de pagar absolutamente todo, desde todo tu equipo de tenis hasta los viáticos para ir a competir a un torneo y por supuesto la escuela. Este tipo de cosas ayudan al atleta a no tener tanta presión y estrés durante la competencia. En el tenis, que es un deporte individual y que la mayoría de los jugadores cubren sus gastos, este tipo de cosas que vives en college hace que rindas mejor en la cancha y que disfrutes más la competencia. Hace tu trabajo más fácil!

Otro tipo de apoyo que te da la escuela, es el poder entrenar en instalaciones que están hechas para atletas de alto rendimiento. Estas instalaciones son de primer mundo y que te dan los recursos necesarios para destacar en tu deporte. Por ejemplo, tienes el gimnasio, pista de correr, suficientes canchas de tenis, lockers, área de rehabilitación y lo más importante, un

equipo de personas que se encargan de cuidarte y de asegurarse de que hagas uso de todos los recursos que te ofrece la escuela. Todos los deportes tienen acceso a un nutriólogo, preparador físico, psicólogo, fisio terapeutas, doctores y por supuesto los entrenadores de cada deporte. En el lado académico, el departamento de atletas te proporciona una persona que se encarga de escoger tus clases, de mantener tu elegibilidad, de tus tutores, justificantes y de cualquier cosa que necesites para también tener éxito en la escuela y graduarte, que es la meta final.

Uno de los beneficios más importantes que tiene el tenista en el tenis universitario, es la oportunidad de jugar muchos partidos con diferentes tipos de jugadores/jugadoras. También tienes la oportunidad de entrenar con 7 o 8 personas diferentes. En mi opinión, esto es algo muy valioso que ayuda a los tenistas a madurar físicamente y mentalmente, también ayuda a foguearse y esto a la larga es algo fundamental para el desarrollo de un tenista.

Tristemente, vivimos en un país en donde la mayoría de los federativos y los entrenadores ven por sus intereses y no por los de sus atletas. Esto, a la larga perjudica los resultados y el futuro de los atletas mexicanos. Una de las cosas que aprendí de los americanos y que les admiro, es el trabajo en equipo y el hecho de que la mayoría, genuinamente desean que seas exitoso en cualquier aspecto de tu vida. Mientras que aquí en México no es así, hay personas que solo ven por sus beneficios sin importarles la vida del jugador. Una de las razones por las que recomendaría jugar el tenis universitario es que la mayoría de las veces, la gente que está a tu alrededor te apoya y te impulsa a ser mejor atleta y persona.

Finalmente, el beneficio más grande, es el que mientras compites en tu deporte estás haciendo tu licenciatura en una escuela donde el nivel académico es muy bueno. Yo jugué por casi un año tenis profesional antes de irme a la universidad, y les puedo decir que no estaba lo suficientemente madura para seguir jugando y para realizarme como persona. Después de un tiempo, decidí irme a la universidad a Estados Unidos y no me arrepiento en lo absoluto. Fueron los mejores años de mi vida! Una vez graduada, volví a intentar jugar profesional y tuve logros y experiencias muy buenas. Por todas estas razones, le recomiendo a los jugadores que sigan el camino del tenis colegial y a sus padres y entrenadores que los apoyen en seguir este camino. Actualmente, muy poca gente puede vivir jugando tenis profesional, se viven muchas cosas muy valiosas pero al mismo tiempo se pierden cosas esenciales que tiene que vivir una persona. Como lo dije al principio, no hay un camino correcto o incorrecto. Es la decisión del jugador, pero yo en lo personal les recomiendo el tenis colegial. Si tú como jugador decides estudiar y después decides jugar profesional, hazlo, porque cuando te pares en la cancha vas a tener más confianza en ti mismo y vas a tener la tranquilidad de que tienes una carrera y que también puedes vivir de eso.

No se pierdan mi siguiente artículo porque les explicare las diferentes divisiones de universidades, los diferentes tipos de becas para hombres y mujeres, y los requisitos que piden la mayoría de las escuelas.

Nazari Urbina