Alejandro Hernández, se quedó con las ganas de ser mundialista en el 2014, pero tuvo la humildad para reconocer que el haber vivido el ambiente fue positivo.

También fue excluido de la capitanía Nicolás Guizar, no obstante que en ese tiempo tuvo mayoría a través de jugadores.