Uno de los personajes más importantes del tenis mexicano a partir de  la década de los setenta fue Juan José Figueroa, quien llegó a tener bajo sus ordenes, siendo capitán de una escuadra nacional a Alejandra Vallejo.

Figueroa fue de los invitados de honor en la boda de Alejandra y estuvo recordando durante la cena de muchas anécdotas que son parte de la historia de nuestro deporte.