Joaquín Araico, director del centro Deportivo Chapultepec, se mostró más que orgulloso de ser la sede por tercer año consecutivo del III Abierto Juvenil Mexicano, uno de los cinco torneos más importantes del mundo en el circuito para menores de 18 años.

Araico, reconoció la labor de la Organización Casablanca por haber sostenido la justa por más de tres décadas y recordó que en 1971, el Centro Deportivo Chapultepec organizó por última vez un internacional juvenil que conquistó Raúl Ramírez.

El dirigente resaltó la importancia de la justa al puntualizar que en el mundo se organizan 400 torneos puntuables en 125 países, “para nosotros es un orgullo estar a cargo del Abierto Juvenil Mexicano porque convoca a lo mejor del mundo”.