Los chamacos Alejandro  Hernández y Alan Rubio aceptaron defender los colores nacionales en los Juegos Centroamericanos ante la indiferencia de los jugadores que Leo Lavalle ha considerado para jugar en Copa Davis.

Además de Rubio y Hernández se le abrió la puerta al universitario Alan Núñez, oriundo de Puebla.