Heather Watson besó la cancha, luego de imponerse a la belga Kristen Flipkens por 3-6, 6-2 y 6-3.

Heather le dio la vuelta al marcador jugando un muy buen tenis y realmente lo disfrutó porque no es fácil ganar un torneo.