La estadounidense Desirae Krawczyk  y la mazatleca Giuliana Olmos [1], sin despeinarse avanzaron a la final del GUANAJUATO OPEN porque dieron cuenta de la belga Ysaline Bonaventure y la tapatía Renata Zarazúa por 3-0 y abandono.

 

Fue un día malo para Renata y Ysalina y para colmo hubo problemática para encarar el dobles de la cual hablaremos a profundidad más adelante.