El gran atractivo tenístico y visual recayó a la holandesa Arantxa Rus 120 WTA en su presentación en el GUANAJUATO OPEN 2018, pues el aficionado la quería ver en acción e imponer condiciones porque ha tenido la oportunidad de medirse con las grandes estrellas del circuito profesional.

 

Pero en la cancha central del Club Santa Margarita sucedió lo que nadie esperaba. La petisa estadounidense Alexa Ryngler lejos de ser una presa fácil llevó las acciones a un tercer set. Y si bien es cierto que la rubia Rus se llevó la victoria con score de 6-3, 6-7 (4), 6-4, no le fue nada sencillo porque laboró dos horas y 35 minutos.

 

Rus se llevó el primer set golpeando a una velocidad muy superior a  la de Alexa. Pero en el segundo la norteamericana pasó muchas pelotas y alcanzó todo a sabiendas de que hay que aprovechar este tipo de contiendas, sobre todo porque fue de las que superó la previa y ante el asombro de la concurrencia empato.

 

En el set final la diferencia fue un quiebre que supo aprovechar Rus, quien a sabiendas de que estuvo a punto de fracasar ante una chiquilla de 16 años.