En su presentación oficial como nuevo mánager del equipo de Jalisco, Édgar González se dijo dispuesto a aportar su trabajo y empeño para devolver la confianza al grupo, pero recalcó que antes que los resultados, la clave para ganar es estar unidos.

“Es un honor estar con este grupo, no vengo a inventar nada sino que vengo a apoyarlos y a tratar de encontrar la manera de que ellos se diviertan. Tenemos un equipo de mucho talento. Hay que hacer todo lo posible (por entrar a playoffs)”, dijo el también timonel de la Selección Mexicana.

Las nuevas adquisiciones del equipo de Charros saben que es muy importante sumar puntos en la recta final de la Temporada 2016-2017 de la Liga Mexicana del Pacífico, porque en estos momentos se encuentran en penúltimo lugar con 7 juegos ganados por 13 perdidos, ya que este martes cayeron ante los Yaquis de Ciudad Obregón en Extra-innings en el primer juego de la Serie.

“Siempre estoy listo para asumir cualquier reto, ya sea pequeño o grande”.  Manifestó el hermano de Adrián González. “No esperaba que fuera a dirigir a Charros porque eso significaría que iban bien, pero cuando se dio la oportunidad la tomé y voy a hacer todo lo posible para que este equipo gane partidos, lo que quiero es que todos disfruten y se diviertan, que no jueguen con presión, lo que sí quiero es que seamos agresivos y ataquemos a los rivales para ver si logramos calificar, lo que sí es seguro es que vamos a pelear”. Lo que sí aseguró es que todos están unidos y tienen el respaldo de todos.

Por su parte, el estelar relevista Sergio Romo, ganador de 3 anillos de Serie Mundial con los Gigantes de San Francisco y quien ya vio acción en tres juegos, destacó el recibimiento que le han dado sus compañeros en el dugout y también la afición en México, llegando al equipo de Charros influenciado por su padre que es oriundo de Jalostotitlán, Jalisco y prometió que lo dará todo en la loma.

“Estoy muy contento de estar en este equipo porque mis raíces son mexicanas, mi apellido (Romo) es de Jalisco y me siento orgulloso de eso, vengo a compartir todas mis experiencias, vengo a ayudar no sólo como jugador también como persona. Soy un pitcher agresivo, de ponches, yo respeto a todos los bateadores porque cualquiera con un bat es peligroso”, puntualizó sobre su labor y el estilo que lo caracteriza, mostrando también su buen humor y alegría.