Falleció el pasado martes 11 de marzo en la Ciudad de México, Lucio Baltazar, uno de los tenistas capitalinos más emblemáticos porque como jugador de alta competencia tuvo triunfos en la década de los sesenta sobre los mejores tenistas mexicanos.

Lucio fue poseedor de una muñeca de oro, puesto que lograba efectos fuera de serie que pusieron de pie a los aficionados más exigentes.

Muy querido en el Junior Club donde hizo una carrera dentro del fascinante mundo del tenis. RESPUESTA DEPORTIVA se une a la pena de sus familiares.