Bruno Sant’anna se ganó un lugar en la historia del tenis mexicano por haber conquistado la Copa Internacional Casablanca el torneo más bonito y emotivo a nivel juvenil en la historia del tenis nacional. Vale la pena que lo escuches.