En 1948 Melita Ramírez se convirtió en la primera mexicana en conquistar el Orange Bowl.

Melita, ganó muchas veces el campeonato nacional y torneos en Europa.

Ramírez, radica en Veracruz y sigue metida en el mundo del tenis.