La puertorriqueña Lauren G. Anzalotta-Kynoch [3] sostuvo una desafortunada batalla ante la guatemalteca Maria Gabriela Rivera Corado [1] por 7-6 y retiro. Esto aconteció en la semifinal de la Copa Jitic con sede en Cancun Tennis Academy.

La batalla estaba muy apretada, pero inesperadamente la guatemalteca suelta un tremendo servicio y se desploma retorciéndose en el suelo y quejándose severamente, al grado de que la médico responsable llegó para atenderla por espacio de 10 minutos.

Valiente la guatemalteca siguió las acciones con mucho honor y al concluir el parcial se soltó en llanto ante la imposibilidad de seguir. Su rival la trato de consolar y posteriormente en el acto se incorporó su señora madre y hermana, quienes la abrazaron buscando un consuelo acorde a las circunstancias.