ALFREDO-CASTILLO 

Alfredo Castillo Cervantes, nacido el 25 de julio de 1975, es un mexicano sui generis. Su memoria tiene la nitidez de una fotografía, es decir, no olvida, lo cual le ha funcionado para desempeñar diferentes cargos públicos con éxito que lo llevaron a Michoacán, bello estado mexicano con más de cuatro millones de habitantes.

Castillo Cervantes, se ha convertido en uno de los personajes más importantes del México actual. La razón es simple: El presidente Enrique Peña Nieto, le encomendó darle certidumbre al estado de Michoacán, en una época complicada porque se dieron situaciones que nos hicieron pensar en series como los intocables, ya que la mafia tuvo impunidad para cometer fechorías que generaron terror y muerte.

Alfredo, se da tiempo para atender sus obligaciones y utilizar su imagen para darle a Michoacán una cara positiva más allá de de su superficie que abarca 59.928 km².

El vehículo que utiliza es el deporte. Acechado por medios nacionales e internacionales da fe de lo que esta sucediendo con las autodefensas, fuerzas federales y estatales.

Pero se atreve a meterse a la cancha de tenis para intercambiar pelotazos con jugadores locales y profesionales extranjeros para mostrar de una forma inteligente parte de la tranquilidad que se ha recuperado en Morelia y que se tiene que recobrar en otras entidades, una de ellas Tampico.

No conforme juega Futbol y todo tipo de deportes, generando una comunicación directa con la comunidad.

En Tres Marías fue recibido por su presidente Enrique Ramírez, así como su director general Alberto Herrejón Abud.