Considerando que el Orange Bowl ha sido catalogado como el torneo más importante del mundo porque desde 1948 congrego a las grandes promesas de Estados Unidos y muchos paises, es un privilegio para el mexiquense Alfredo Álvarez ser el único mexicano en llegar a dos finales consecutivas en 1957 y 1958 como se puede constatar en la lista oficial de campeones y finalistas.

Alfredo debe ser considerado como el infantil más importante del Club Reforma y sería más que interesante saber si hubo en dicho club otro infantil que tuvo mayores logros en el Orange Bowl, que en ese entonces fue catalogado como el torneo más importante del mundo.