En otra cara de la moneda, tuvimos la fortuna de ver cómo el doctor Sergio Gallegos daba de alta al niño Alejandro, quien por tres años luchó contra el cáncer.

Fue muy emotivo presenciar cuando el doctor salió del consultorio con un anuncio:

!”Atención!, !Atención! para dar la noticia de que el pequeño ya estaba curado mientras lanzaba un cohete con serpentinas ante los aplausos y alegría de todos los presente.

“Estoy muy contento porque el doctor Gallegos me acaba de dar de alta, gracias a Dios y a todos los doctores y enfermeras del piso 7 del Hospital Civil, desde hace 3 años me dio cáncer, venía a consultas, me ponían quimioterapias y me hacían muchas cosas, pero por fin llegó el momento que tanto anhelé”.

Platicaba el pequeño mientras que su madre María de Lourdes León no paraba de llorar feliz de haber terminado con esa pesadilla y su hermanita abrazándolo también feliz por tan emotivo momento.

“Estoy feliz y emocionada, pensé que nunca íbamos a llegar hasta aquí, ahora gracias a Dios, a los doctores y enfermeras que son muy buenas gentes, nos tocó muy buena suerte al llegar a este hospital donde nos encontramos con el doctor Sergio Gallegos, fue muy duro desde que empezó mi niño su tratamiento, cuando se le empezó a caer su cabello, las internadas, consultas, fue muy triste porque llegó un momento en que mi hijo me decía: “Ya no quiero nada, ya déjame”!

Pero a pesar de todo nunca se rindieron, lo siguieron apoyando y ahora se ve el resultado de la fortaleza y unión familiar que los ha llevado hasta este momento.

“Lo que siempre hicimos fue pedirle a Dios que nos echara la mano, que nos ayudara a salir adelante, ahora tenemos que esperar 5 años para ver que ya está completamente sano”.