Por ser el numero uno mexicano, Lucas Gómez, colocado en el casillero 560 del ATP, iniciará en el Abierto Mexicano con todo que ganar y nada que perder.

Lucas es un excelente jugador que tiene que soltarse y sacudir las vibras negativas de su mente.