Dentro de las primeras 500 del ranking mundial aparecen cuatro mexicanas, nos referimos a María José Portillo (147-ITF), Dyane Barcena (234), Aida García Méndez (391) y Romary Cárdenas (459), quienes deben estar presentes en la VI edición del Abierto Juvenil Mexicano porque son lo mejor que tenemos y eso nadie lo puede desmentir, pues los números hablan por si solos.

Si María José Portillo decide no jugar este torneo porque tiene otra opción o porque no se le convenció. La máxima exponente del tenis mexicano sería Dyane Barcena, quien  tampoco se inscribió. Seguramente el Comité Organizador ya la contacto para ofrecerle una invitación directa.