La boliviana María Fernanda Álvarez como el Ave Fénix resurgió de sus cenizas para darle a Bolivia junto a Noelia Zeballos la permanencia en el Grupo I de la Zona Americana de la Copa Federación.

BOLIVIA

La historia de Álvarez es una muestra de respeto que le brinda una jugadora de tenis a su profesión porque en la ronda semifinal del  ITF de Tampico, dotado de 25 mil dólares, se lesionó de la muñeca y quedó fuera de la competencia por cuatro meses en una batalla que sostuvo el 11 de octubre de 2013 ante la holandesa Indy De Vroome, en la cancha central del Club Campestre.

Ya recuperada “jugué Fed Cup  y dos torneos. Lastimosamente me paso lo mismo en la semifinal de un challenger en Corea en mayo de 2014. Me operaron de la muñeca a principios de Junio y quede fuera nueve meses, pero por cuestión de regla se me fue el ranking porque en la primera lesión no pare el tiempo necesario para que aplique el ranking de protección”.

Representar a Bolivia es lo mejor que me puede pasar porque es una vez al año, “y no obstante de venir de una lesión grave acepte competir en México. En el primer día con el antecedente de haber intervenido en un solo torneo y recién llegada a San Luis Potosí enfrente a Verónica Cepede. Jugo inspirada y no me dejo hacer nada.

Agregó que “durante el punto de dobles me caí. Resulta que después de terminar el punto se me fue la rodilla para atrás y estuve diez minutos en el piso y comencé a llorar. El capitán me fue animando para seguir con mucho dolor, en ese momento estábamos ganando”.

Me cheque con el médico “vimos los ligamentos, meniscos y decidí jugar contra Venezuela y hubo un incidente fuerte en la cancha. Iba 6-4 y  6-5 ventaja mía y match point. Acierto un ace y el juez de silla canta juego set y partido y de repente el de línea marcó la pelota mala. El juez de silla corrigió cuando eso no sucede”.

La jugadora afirmó que “la supervisora de la ITF ingreso a la cancha y tomó la decisión de jugar el punto después de que el juez de silla dijo que ya había ganado y se me fue la concentración y al robarme en mi cara ese punto perdí 6-3 el tercer set”.

Con más confianza en su tenis aseguró que “estuvimos cerca de mandar a México a la ronda de supervivencia contra Chile, pero se nos escapó la victoria, pero el haber mantenido al equipo en el grupo I con todo lo que sucedió es muy honroso  para nosotros”.